Aumento de mamas - Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega

TRATAMIENTOS FACIALES
TRATAMIENTOS CORPORALES
DERMO ESTÉTICA
Arrow
Arrow
Slider
Aumento mamario

Aumento mamario (prótesis mamarias)

Hay que tener en cuenta que los resultados quirúrgicos de un aumento de pechos pueden predecirse mejor en unas pacientes que en otras. Esto es debido a que existen muchos factores que intervienen como por ejemplo el estado físico de los pechos, el grosor y las características de la piel, el número y los tipos de estrías, la herencia, las influencias hormonales.

Cuente con nosotros, somos la clínica de cirugía plástica Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega y tenemos amplia experiencia en todos los procedimientos de cirugía de mamas.

Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega - Prótesis mamarias

El objetivo de la cirugía de aumento de mamas es el de mejorar el contorno de su pecho. Con el aumento mamario podemos corregir tanto el pecho que no tiene el volumen deseado como el pecho que ha sufrido alteraciones y ha perdido su tamaño.

A través de este sencillo procedimiento la paciente podrá adquirir esa forma perfecta tan buscada.

Consúltenos sus dudas, le atenderemos de la mejor forma posible. De todas formas, a continuación le mostramos posibles preguntas frecuentes relacionadas con el procedimiento y con sus consecuencias para que pueda hacerse una idea más clara del tratamiento.

¿Cuál es la duración de los resultados?

El aumento de volumen de los pechos es permanente. Sin embargo, con el tiempo y los cambios hormonales puede darse un cambio de tamaño.

¿Qué prótesis mamarias se emplean?

Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega - Prótesis mamarias empleadasUtilizamos un tipo de prótesis mamaria como es la de gel de silicona cohesivo, el cual a diferencia de las de silicona libre o las de suero, permanece íntegro, aunque la prótesis sufra una ruptura.

Hay muchos tipos y casos de prótesis mamarias. En general, son bien de silicona o de suero. Preferimos las de gel de silicona cohesivo que en caso de ruptura del implante permanecen íntegras.[/accordion]
Dada la abundante información que ha habido sobre las prótesis de silicona, no siempre con criterios serios, deseamos aclararle:

  • Los datos científicos disponibles en la actualidad indican que los implantes mamarios de silicona no causan cáncer ni otras enfermedades malignas.
  • Existen pruebas científicas concluyentes de que los implantes mamarios de silicona no causan enfermedades autoinmunes o conectivas identificadas y reconocidas, como la artritis reumatoide, la esclerodermia o el lupus sistémico eritematoso. No hay una evidencia de que los implantes fueran responsables de enfermedades conectivas indeterminadas. En el momento presente no existe una “nueva enfermedad”, científicamente identificada, causada por implantes de silicona, ni existe una alergia a la silicona ni una enfermedad o intoxicación asociada a la silicona. Existe una reacción inmune a cualquier cuerpo extraño, pero ésta no es idéntica a una enfermedad inmune.
  • Los implantes de silicona no afectan negativamente al embarazo ni a la lactancia o a la salud de los niños alimentados con leche materna.
  • Los pacientes con implantes mamarios precisan de revisiones periódicas y, si estuviera indicado, de mamografías o de otras pruebas radiológicas apropiadas.
  • Como no se han detectados anticuerpos específicos contra la silicona, los exámenes de laboratorio de silicona carecen totalmente de valor.
  • La silicona es ampliamente utilizada y es un material esencial en la vida actual. No hay ningún material alternativo disponible en la actualidad. En todos los campos de la medicina y cirugía los implantes y dispositivos médicos de silicona son esenciales no sólo para el bienestar, si no que, con frecuencia, son de importancia crítica para la continuación de la vida misma.
  • Los implantes que nosotros utilizamos cumplen todos los requisitos del Ministerio de Sanidad y de la Comunidad Europea y son registrados individualmente por las autoridades sanitarias.

¿Cómo son las incisiones para colocar las prótesis?

Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega - Incisiones para colocar prótesis Están descritas numerosas vías de abordaje para la colocación de las prótesis de mama (axilar, periareolar inferior, superior, periareolar completa, submamaria, transaxilares, endoscópicas, etc.). Lo primero es valorar su caso y según las características de su pecho y atendendiendo a sus deseos sobre dónde prefiere la cicatriz, elegimos una vía u otra. En ocasiones la vía de abordaje para lograr el mejor resultado es solamente una. Exprese sus deseos y déjese aconsejar por su cirujano plástico, sin duda él sabrá cuál es la mejor opción.

La mayor parte de los casos se pueden resolver por medio de las incisiones axilar, periareolar inferior o submamaria. Hay cirujanos que sólo realizan un tipo de incisión. Nuestras vías de abordaje más frecuentes son la axilar y periareolar inferior.

Por medio de pequeñas incisiones se introducen las prótesis. Las vías más frecuentes de abordaje son la axilar, periareolar o submamaria, aunque existen varias vías más. Su cirujano plástico le aconsejará cuál es la más adecuada para su caso.

¿Dónde se colocan las prótesis?

Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega - Prótesis mamarias plano subglandular y submuscularLas prótesis mamarias se pueden colocar en diferentes planos, bien sea debajo de la glándula, debajo de la fascia de músculo pectoral mayor, o bien debajo del músculo pectoral mayor. Cada una tiene sus particularidades. Brevemente, le describiremos las ventajas e inconvenientes de dichos planos.

Las prótesis mamarias se pueden colocar tanto en el plano subglandular como en el plano submuscular. Cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

 

Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega - Prótesis mamarias colocación plano subglandularLa colocación de las prótesis en un plano subglandular tiene como ventaja que es habitualmente más rápida y menos dolorosa puesto que se coloca por detrás de la glándula pero por delante del músculo. El resultado es muchas veces “menos disimulado” y el riesgo de contractura capsular es mayor en líneas generales. Hay un tipo de deformidad mamaria que se puede beneficiar de la colocación de las prótesis en dicho plano.

Colocación en un plano subglandular, detrás de la glándula mamaria y por delante del músculo pectoral.

 

Dr. Juan Ignacio Palacios Ortega - Prótesis mamarias colocación plano retropectoral Cuando colocamos las prótesis por detrás del músculo (que es como lo hacemos en casi la totalidad de los casos) el resultado suele quedar más disimulado quedando la prótesis protegida por el músculo. La principal razón de colocarlas en esta situación, a pesar de ser más laborioso, es porque está demostrada una reducción significativa de la incidencia de contractura capsular. El principal inconveniente es que durante los primeros días del postoperatorio la paciente tiene mayor dolor que en el plano subglandular, pero a largo plazo el plano submuscular es mucho mejor.

Colocación en un plano retropectoral o submuscular. Detrás de la glándula y del músculo pectoral mayor.


¿Qué complicaciones tiene?

Las complicaciones en la cirugía plástica de los pechos son, por regla general, de naturaleza menor.

La complicación más frecuente de la mamoplastia de aumento, es la retracción capsular. El cuerpo forma una capa de tejido conjuntivo que envuelve la prótesis, y si bien en la mayor parte de los pacientes esta cápsula se mantiene amplia, elástica y de paredes delgadas, en algunas pacientes la cápsula se engrosa y retrae dando lugar a una sensación de firmeza y dureza poco natural del pecho.

Es una complicación cuya causa aún se desconoce y cuya aparición se cifraba alrededor del 6% de pacientes. Actualmente, las nuevas superficies de las prótesis que nosotros utilizamos, han disminuido considerablemente la aparición de esta contractura, por lo que su frecuencia es mínima, aunque no imposible.

En caso de que esto ocurra, se le indicarán las medidas a seguir para corregirlo, que en principio pueden consistir en romper la cápsula por maniobras externas para que la prótesis vuelva a descender o en incidir o resecar parcial o totalmente la cápsula a través de la misma vía de abordaje.

Otras complicaciones locales del aumento de los pechos es un hematoma. Un hematoma es una acumulación de sangre bajo la piel. Para evitarlo utilizamos en el postoperatorio unos drenajes. Puede ocurrir en el 2% de todas las operaciones de aumento de los pechos. Esta acumulación de sangre debe ser extraída en el período postoperatorio. Otra complicación que puede ocurrir en un porcentaje menor es la infección, con el fin de que no se produzca le suministraremos antibióticos antes y después de la intervención. A pesar de todas las medidas de prevención que aplicamos, evidentemente es imposible eliminar completamente dichos riesgos. Nuestras maniobras van encaminadas a minimizar la posibilidad de presentación de dichas complicaciones, y por ello no se suelen presentar, pero usted ya sabe que el organismo de cada persona reacciona de manera diferente frente a una intervención, y todos los factores involucrados no pueden ser controlados ni por el cirujano ni por el paciente.[/accordion]
Las fotografías médicas preoperatorias muestran sus pechos con todo detalle. Ayudan a evaluar y estudiarlos antes de la operación.

¿Qué anestesia se emplea?

Generalmente se utiliza la anestesia general que requiere los servicios de un anestesista, con el cual se entrevistará usted antes de la intervención y le explicará las características de dicha anestesia.

¿Cuál es el tiempo de la operación?

El tiempo concreto de la operación variará según cada paciente. Un aumento mamario requiere generalmente alrededor de hora y media a dos horas.

¿Cuánto dura la estancia en clínica?

La paciente ingresa el día de la intervención, siendo dada de alta al día siguiente de la misma o al segundo día de ésta, si su estado así lo aconsejara. La noche de la intervención deberá usted estar acompañado, así como el día que se vaya de alta después de la misma.

¿Por qué se usan drenajes?

En la mamoplastia de aumento se crea una nueva cavidad para introducir la prótesis. El despegamiento de los tejidos a este nivel puede provocar pequeños sangrados. Para que esta sangre no provoque hematomas, dejamos unos tubos de aspiración, drenajes o redones, que mantenemos durante unos dos o tres días aproximadamente, siendo retirados en la primera visita postoperatoria en nuestra consulta.

No debe pensar en dichos redones como una molestia, sino como una garantía puesto que nos sirven de testigo de lo que ocurre en el interior, avisándonos en caso de producirse un sangrado. El no dejar estos drenajes no quiere decir que no se acumule sangre o suero en el interior, solamente que no la vemos. La finalidad de los mismos es extraer la mayor cantidad de líquido posible para que su recuperación sea más rápida.

¿Qué vendajes se usan?

Después de la mamoplastia de aumento, se aplica un vendaje sobre los pechos. Los vendajes no deben quitarse hasta que usted sea visitada en la consulta, siendo sustituido por un sujetador determinado.

¿Cómo es el dolor?

La mayoría de las pacientes tiene leves dolores y malestar inmediatamente los primeros días tras la intervención; para evitarlo le daremos medicación analgésica si lo precisa. El dolor puede compararse a la “agujetas” después de un ejercicio físico.

Generalmente, el uso de Nolotil es suficiente para las molestias (salvo que sea usted alérgica, en cuyo caso le aconsejaremos otro analgésico). No tome aspirina. El alcohol excesivo debe evitarse durante 7 o 10 días. Estas drogas pueden causar hemorragias en el área operada. Antes y después de la anestesia general, es recomendable fumar el mínimo posible durante varios días.

¿Cuándo se extraen los puntos?

La mayor parte de los puntos son internos y no hay que retirarlos. En caso de precisar algún punto externo, la extracción de los mismos se realizará a los pocos días después de la operación. La extracción es rápida y sencilla.

Instrucciones postoperatorias.

Es recomendable descansar uno o dos días después de la operación quirúrgica de aumento de pechos.

  • El movimiento de los brazos debe reducirse al mínimo durante la primera semana, para permitir que las heridas puedan cicatrizar. Esto también contribuirá a reducir las molestias postoperatorias.
  • Es común la aparición de una cierta hinchazón y morados durante una o tres semanas. La sensibilidad del pezón puede aumentar o disminuir, pero transitoriamente.
  • Pueden tomarse duchas una vez retirados los puntos. Los baños y la natación se permiten al cabo de un mes después de la operación.
  • Es recomendable que después de la operación se utilice un sujetador elástico y cruzado. Le informaremos al respecto.
  • El caminar, y los ejercicios ligeros del cuerpo no presentan problema alguno durante la primera semana. Después, debe usted graduar sus ejercicios según su propia comodidad y bienestar. El tenis y otros ejercicios vigorosos pueden reemprenderse al cabo de cuatro semanas.
  • No conduzca durante este tiempo. Recuerde que quizá pueda experimentar ciertas molestias en los músculos pectorales durante el primer mes.
  • Se tarda de una semana a tres meses en acostumbrarse al “nuevo yo”. Quizá se observe un malestar ocasional en el pecho, especialmente, en las zonas externas hacia las axilas, y una sensación rara en los pezones. No se preocupe por ello. Si los pechos se están endureciendo y poniéndose firmes, aumente los ejercicios de movilización de las prótesis, tanto en duración como en intensidad.

Instrucciones para ejercicios de movilización de las prótesis.

El objetivo de movilizar sus prótesis es el de evitar el desplazamiento de éstas hacia las axilas:

Cubra cada pecho con la mano del lado opuesto y desplace suavemente el implante hacia el centro. Mantenga la prótesis así, alrededor de un minuto. Haga esto en cada pecho dos o tres veces al día.

Si tiene alguna pregunta que hacer, o si hay algo que no haya comprendido, póngase en contacto con nosotros, consúltenos

En nuestro centro de cirugía estética nos caracterizamos por proporcionar siempre seguridad y confianza en cada uno de los tratamientos que llevamos a cabo.